Síguele los pasos a tus estrategias con los KPI

los KPIs

los KPIs

A pesar de sonar como una lista de códigos o como una fórmula secreta que debes aprender, los KPIs no son más que un acrónimo de la frase Key Performance Indicator, cuya traducción al español es válida por indicadores de gestión.

Podemos definir entonces a los KPIs como las diversas métricas que te ayudarán a identificar el rendimiento de una determinada acción en cualquier aérea de marketing online, pasando desde las redes sociales, los emails marketing hasta llegar a las páginas web, en el marco de una definida estrategia de Marketing Digital en busca de posicionamiento orgánico.

Estos datos indican el desempeño hacia los objetivos que como marca has fijado dentro de un mundo en constante evolución digital, donde es casi obligatorio tener que comparar constantemente los resultados, para así conocer si vas por el camino correcto o si debes corregir parte del trayecto.

En otras palabras, si los resultados no están siendo los esperados, los KPI te darán el alerta para reaccionar a tiempo y esquivar la caída. Esto es gracias a que son medibles, cuantificables, específicos y de información relevante para la toma de decisiones.

Pasos firmes y en claves

Con la evolución del mundo empresarial, cada corporación tiene sus propios indicadores de gestión, que definen sus factores a medir. Una empresa industrial, por ejemplo, puede enfocarse en KPI de producción, mientras que un negocio que vende por Internet tendrá otros indicadores para promover su estrategia.

Cuando se planifican las acciones de marketing se basan en su posterior retorno, por lo que es importante considerar los ROI, conversiones, redes sociales, alcance, CTR, engagement, rebote, visitas, suscriptores, entre otras métricas que develan el posicionamiento de la marca frente a la competencia, como lo son:

  • Clics de entrada.
  • Uso del buscador interno.
  • Términos de búsqueda.
  • Número de páginas vistas.
  • Ranking de páginas más vistas.
  • Tiempo de la visita.
  • Sitios web de referencia.
  • Porcentaje de visitas nuevas.
  • Páginas de destino.
  • Tráfico directo.
  • Llamadas telefónicas recibidas por el número de contacto facilitado en la página web.

Si se hace un seguimiento semanal o mensual, todos estos datos se podrán traducir en conceptos fácilmente identificables para detectar oportunidades, corregir la estrategia y alcanzar los objetivos.

Identifica tus KPI

Estas “mágicas fórmulas” las obtienes convirtiendo las acciones en ratios, por ejemplo, si el objetivo de la campaña de la empresa es que el usuario descargue un PDF, el KPI a evaluar es el porcentaje total de descargas del documento.

Recuerda que los KPI deben hacer un seguimiento periódico de aspectos específicos del negocio, y para mayor facilidad puedes estructurarlos en la clave SMART:

S: Específico

M: Medible

A: Alcanzable

R: Relevante

T: escalado en el tiempo

Una vez establecidos todos los objetivos y los KPI, se aconseja crear unas tarjetas con el nombre del indicador, que se medirá con esta fórmula, el porcentaje actual y una gráfica con la evolución del KPI en el periodo de tiempo que se establezca.

Hay que definir el target al que va dirigida la acción, como también se debe agregar el porcentaje mínimo aceptable para cada KPI, así cuando se encuentre por debajo del mismo saltarán las alarmas y se evitarán pérdidas.

¿Cuántos KPIs puedo elegir?

Hay quienes dicen que dos son demasiados pero uno no basta, y quizás funcione para otras “reglas”, pero en Marketing se considera elegir entre 5 y 8 KPIs que definan los factores fundamentales en pro del objetivo propuesto.

Lo importante, como mencioné anteriormente, es que las métricas deben ser totalmente cuantificables así como comparables, aplicando los datos fundamentales a la fórmula en distintos períodos de tiempo, para verificar el éxito o fraude de la campaña.

Estas herramientas pueden ser tus aliadas

Si algo tiene la tecnología es que a pesar de complicarnos un poco con los términos, nos ayuda con los aplicativos que desglosan esos conceptos en fáciles pasos, para conocer el resultado, analizarlos y entender finalmente la teoría con la práctica.

La herramienta líder para medir el tráfico en web es Google Analytics, pues con tener una dirección de correo de gmail puedes acceder a un mundo de métricas sin igual. Sin embargo, también existen opciones pagas como son  AlterianSalesForce Radian6 y Hootsuite.

Ahora bien, para los KPI la consentida es Analysis Services, plataforma que te permite analizar los datos requeridos en línea, proporcionando métricas para informes empresariales. Como cliente, podrás elegir un modelo tabular y vaciar en él la base de datos a evaluar, eligiendo factores desde los KPI hasta las interacciones, comportamientos en navegación y obtención de detalles.

¿Cómo lo utilizas? Pues bien, deberás primero definir un nombre de KPI y el grupo de medida con el que lo vas asociar para proceder a los cálculos, que normalmente son una combinación de expresiones MDX (Expresiones multidimensionales) o miembros calculados, midiendo el valor real del indicador, la reacción del target en varias etapas temporales, incluso con elementos visuales.

Todo este conjunto de acciones van dentro de cubos ya planteados en el tabulador, por lo que es importante vaciar los datos reales y seguir los pasos para obtener cifras exactas  que colaboren en el alcance de los objetivos.

Los KPIs para cada negocio

Cada unidad de negocio es diferente, tanto por el producto o servicio sugerido hasta por el formato de venta, por lo que los KPI varían de acuerdo al modelo de empresa.

Si tu negocio es de comida tus indicadores de rendimiento pueden ser el número de ventas de un determinado platillo o bebida, número de transacciones hechas con tarjetas al día, números de recibos impresos, y una encuesta que evalúe la satisfacción de los clientes.

Para las empresas hoteleras, los números de reservas, porcentaje de habitaciones ocupadas semanalmente, clientes asiduos y transacciones por Internet  pueden ser los KPI ideales para una campaña de impulso.

En líneas generales, toda compañía puede considerar como referencia de rendimiento financiero el margen de beneficio neto, tasa de crecimiento de los ingresos, la rentabilidad de la inversión (ROI) o la rentabilidad sobre el capital empleado (ROCE).

Para entender a los clientes, toma en cuenta el índice de promotores netos (NPS), de rotación de clientes, como también de fidelización o quejas de los mismos. Si lo que deseas es evaluar el mercado, tu KPI debe enfocarse hacia la tasa de crecimiento, el coste por Lead (CPL), la tasa de Conversión, el SEO, los clics (CTR) y las páginas vistas.

KPI en las Redes Sociales

En la era digital el social media es el nicho de muchos emprendedores, por lo que los KPIs no escapan de Facebook, Twitter e Instagram. En el primero hay gran variedad de métricas gracias a Facebook Insights, por lo que debes alinearlas con los objetivos de tu negocio y compararlos mensualmente.

Puedes segmentar el total de likes en el fanpage, el número de personas hablando del post, mensajes en el muro, engagement, cantidad de me gusta y no me gusta, comentarios en publicaciones, clics en publicaciones y en enlaces, entre otros.

En Twitter puedes establecer como KPI los nuevos seguidores, el engagement, menciones, RTs, favoritos, clics en enlaces, y nivel de influencia. En Instagram se toma en cuenta los likes, las reproducciones, engagement, y los repost.

La diferencia entre el mercadeo tradicional y el marketing digital es que este último nos brinda un sinfín de posibilidades de medición, que nos ayudan a cuantificar, identificar y mejorar el éxito en el mercado, haciendo del Internet un vehículo 2.0 hacia los nuevos consumidores.

Erianne Zerpa
Erianne Zerpa
☆Prensa @evenpro @cinexve ☆Freelancer 15MinNews/ Fascinación/ Fusiona2 Agencia/ Farmax (RD) ☆Locutora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *